Combinar colores en las ventanas

Martes, 9 Septiembre   

Si vivimos en una vivienda unifamiliar que tiene ventanas de madera, una buena opción es pintarlas de verde, un color que combina perfectamente con el blanco de la cal que suele aplicarse a la fachada.

Antes de colorear las ventanas deberá retirar la vieja pintura, lijándola, comprobar la presencia de parásitos y, si es necesario, repararla, aplicándole pasta de madera o serrín y cola de carpintero en las zonas deterioradas, que deberá lijar para conseguir un acabado uniforme. Una vez reparada, aplíquele una mano de tapa poros y una de selladora, para mejorar la adherencia de la pintura verde.